Archivo de la etiqueta: senyera

Barcelona se divirtió con los vecinos y salió a la calle

El Ayuntamiento de Barcelona se unió a los puestos de libreros y floristas para celebrar el día de Sant Jordi con las rosas, los libros y la historia –

El día de Sant Jordi, que es una fiesta para conmemorar la leyenda heroica del patrón oficial de Cataluña desde 1456, se celebra el 23 de abril cada año. Sant Jordi es el caballero que mató al dragón y salvó a la princesa en la población de Montblanc así que es el símbolo de la victoria sobre el mal.

Hoy en día, esta fecha la valoran mucho los catalanes debido al significado de la leyenda. Por eso, suelen engalanar las ciudades y los pueblos con la senyera de tipos diferentes por todas partes.

Según la tradición, los elementos festivos centrales con referencia a la leyenda son la cultura catalana y el amor, que están representados por los libros y las rosas rojas. Lo habitual es que el hombre regala a la mujer amada una única rosa roja acompañada de una espiga de trigo mientras la mujer obsequia a su amor con un libro.

© ¡Bueno, HK!
La florista está preparando las rosas con las espigas de trigo

La rosa contiene tres mensajes: la única flor significa la exclusividad del amor, el rojo simboliza la pasión y la espiga de trigo representa la fecundidad. Por eso, el día es lo verdadero de los enamorados también.

El día de Sant Jordi es normal encontrar los puestos especializados en los libros en catalán gracias a que se aprecia la fiesta como un día patriótico, de ahí que todos los libreros defiendan y promocionen la cultura y la lengua catalanas.

De hecho, los turistas y la ciudadanía de edades y orígenes diferentes no sólo llenaron todas las aceras y las calles, sino que estuvieron en la Casa de la Ciudad de Barcelona puesto que el Ayuntamiento organizó una jornada de puertas abiertas gratuita. De esta manera, los visitantes pudieron visitar y conocer el edificio más representativo.

Desde hace muchos siglos, la Casa de la Ciudad se encuentra en el centro histórico barcelonés donde la ciudad se fundó a finales del siglo I a.C. Tiene su origen en 1369 con el famoso Salón de Ciento que fue el sitio donde la primera reunión del consejo fue convocada por Pedro el Ceremonioso en 1373.

Como Sant Jordi es una fiesta muy participativa, la Casa de la Ciudad también fue decorada con los ramos de rosas rojas y la senyera. Además, el recorrido estuvo amenizado por personajes históricos para que fuera más divertido. Se revelaron los secretos más escondidos del edificio y de los monarcas a los visitantes en catalán para ayudarles a descubrir los rincones. Según Xavier Trias, el Alcalde de Barcelona, la Casa de la Ciudad es un “testimonio de una parte muy importante de nuestra historia”.

© ¡Bueno, HK!
Los libros y sus amantes llenan la Rambla entera

Aparte de organizar la jornada de puertas abiertas, el ayuntamiento participó en la venta de rosas solidarias en el patio del edificio para ayudar a las organizaciones de beneficencia.

La festividad también se animó con la participación de la gente en la campaña de donación de sangre como un evento tradicional de este día. Las actividades festivas que tienen relación con la leyenda y su significado pueden presentar el sentido de pertenencia muy fuerte de todos los catalanes.

IMG_1638
Dos actores están contando la historia del Salón de Ciento del Ayuntamiento a los visitantes

Un corto realizado por Barcelona.cat está disponible aquí.

Anuncios

Cataluña Independentista

Después de llegar a Barcelona en septiembre, me encontré con muchas banderas catalanas* – senyera, estelada blava (estrellada azul) y estelada vermella (estrellada roja). ¿Qué significan estas banderas? ¿Por qué hay muchos catalanes que muestran estas banderas? Además, he visto el slogan – Ara és l’hora. 9N: fem un país nou (Ahora es el momento para crear un nuevo país). ¿Qué significa este slogan?

Le invité a mi amigo y mentor, Jordi, para realizar una entrevista conmigo. Es un estudiante catalán universitario. Nos explicó y opinó con juicio personal sobre Cataluña y su proceso para la independencia. Por favor, respetadle a él y no le critiquéis personalmente.

*¡Seguid el álbum Entrevistamos a Jordi en Facebook para saber más! (estará disponible pronto)


 ¿Qué es el ‘9N’?

‘9N’ es la abreviatura del ‘9 de noviembre’. Al principio, el 9N tendría que haber sido un referéndum como el escocés, pero en abril el Congreso de los Diputados (el Parlamento español) denegó a la Generalitat (el gobierno autónomo de Cataluña) la potestad para celebrar referéndums. De ahí que después se propusiera este referéndum como una consulta popular, no vinculante (sin consecuencias políticas posteriores) y sin valor refrendario. Pero el gobierno español, bajo la legislación que emana la Constitución española de 1978 decidió impugnarlo. Según este texto, la soberanía nacional recae sobre el pueblo español, y no solo sobre una parte (como podría ser el pueblo catalán), de forma que Cataluña no tiene la potestad sobre su propia soberanía y, por tanto, no puede celebrar consultas sobre su futuro político o su independencia. A razón de esto, el Tribunal Constitucional (el mayor estamento de la ley en España), suspendió cautelarmente esta consulta y la ley de consultas aprobada por el Parlamento de Cataluña para imponer su mandato de aquí a unos meses, con su resolución.

Debido a esto, el gobierno de Cataluña se amparó con algunos de los puntos de dicha ley que no fuesen suspendidos para celebrar un proceso participativo, como un fórum de debate y diálogo, en el que el gobierno se basa en 40.000 voluntarios para su buen funcionamiento. Ante esta nueva propuesta, denigrada y hasta definida como mezquina, el gobierno de España decidió hace pocos días impugnar también este proceso ante el Consejo de Estado (el órgano judicial español que decide si, bajo las dudas de constitucionalidad propuestas por el gobierno, una ley debe ser recurrida ante el Tribunal Constitucional). De momento, el Consejo de Estado ha dado su aprobación para tal impugnación y veremos cuáles son los pasos tanto del gobierno español como el catalán (que pretende llevar a cabo dicha participación aunque sea prohibida).

En resumen, el 9N vamos a participar democráticamente para echar nuestro voto mediante una papeleta para conocer si el pueblo de Cataluña decide si quiere independizar de España o no.

¿Por qué los catalanes quieren independizarse?

Después de la muerte del dictador Francisco Franco en 1978, en España se llevó a cabo un proceso de transición a un estado democrático bajo el mandato del presidente Adolfo Suárez. Este proceso fue rápido y, aun bajo los auspicios de un ejército recalcitrante y melancólico del antiguo tiempo fascista, se consiguió la redacción de una Constitución para España que obtuvo el soporte de todos los partidos de Cataluña y de su población. Esta nueva Constitución, que hacía de España un país autonómico (a medio camino del federalismo y el centralismo) puso las bases de una nueva sociedad democrática y de una monarquía parlamentaria. Esta Constitución era oxigen nuevo para una sociedad que había vivido bajo el yugo de una dictadura de 40 años. Cataluña se configuró como comunidad autónoma y con un gobierno autónomo (la Generalitat), pudo hacer regresar su presidente en el exilio (Josep Tarradellas) y fue haciéndose responsable de las grandes competencias, como educación, cultura, sanidad y seguridad. La lengua catalana fue oficializada junto al español, se estableció un sistema educativo con el catalán como lengua vehicular.

Pero llegado el nuevo milenio, los gobiernos con ansias recentralizadoras (de quitar las competencias a Cataluña y “devolverlas” al gobierno central en Madrid) y las tensiones cada vez mayores en términos económicos e identitarios, han hecho que esta Constitución ya no represente los intereses de Cataluña. España se ha visto como un estado que no puede seguir con sus diecisiete autonomías y sus dos ciudades autónomas. Es un sistema que no funciona y que conlleva que las comunidades más ricas, como Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid e Islas Baleares tengan que pagar cantidades mucho más altas al PIB español en términos de impuestos y, por lo tanto, se de la situación de unas comunidades que se van empobreciendo cada vez más por la solidaridad interregional. Ante esto:

  1. Los catalanes han contribuido significativamente al PIB de España. Cataluña representa el 19% del PIB español y cerca del 16% de los impuestos que se recaudan en Cataluña se van a Madrid. De este 16%, solo el 8% se devuelve a Cataluña en inversiones de infraestructuras. Por lo tanto, Cataluña se convierte en una comunidad con un déficit fiscal inviable del 8% (la media europea se sitúa en el 4%).
  2. Los presupuestos de este año dan solo el 9% del total de las inversiones para Cataluña, representando el 16% de su población total. Las cuantías de dotación de becas es muy baja (Cataluña representa el 10% del total de estudiantes universitarios españoles), entre otros.
  3. La identidad catalana se fundamenta en la lengua catalana y en su cultura popular. La lengua catalana no está reconocida explícitamente en la Constitución española, aunque es oficial en Cataluña, Comunidad Valenciana (bajo el nombre de “valenciano”) e Islas Baleares. Es lengua oficial del estado de Andorra. Aun así, el gobierno de Madrid, bajo la bandera del bilingüismo, pretende eliminar la inmersión lingüística en catalán en la escuela. La inmersión, solo cuestionada desde el ascenso del Partido Popular (de derechas) en España en 2011, pretende el bilingüismo real de la población catalana en conocimiento de catalán y español. Ambas se adquieren en el mismo nivel. Asaltar la lengua catalana, atacar su uso en todos los ámbitos de la sociedad (el gobierno de Madrid prohibió su uso preferente en la Administración, pretende eliminar la inmersión lingüística…), significa asaltar la identidad catalana y, por lo tanto, es un agravio hacia el pueblo catalán.
  4. El actual gobierno de Madrid, bajo el pretexto de la crisis económica, ha empezado un proceso de recentralización de todas las competencias hacia el gobierno central. Esto ha desatado una batalla política entre los gobiernos de Cataluña y España para la gestión de dichas competencias y, por tanto, para preservar el autogobierno catalán.

¿Cuáles son los beneficios de independizarse?

A causa de todos estos factores y la posibilidad de dar un giro a esta situación, algunas entidades catalanas e internacionales avalan a una Cataluña independiente. No soy economista, ni jurista, ni político, pero viendo la situación y ante la imposibilidad de cambiar España, la única situación real que ahora se nos presenta es la independencia.

Después de cuarenta años de negociación entre el gobierno autónomo de Cataluña y el de España para mejorar el encaje de Cataluña en la división territorial española, su lengua, su cultura, su modelo jurídico, su derecho y su identidad, se ha visto que ha sido una historia de triunfos, pero también de muchísimos fracasos. El estado español, construido sobre la identidad más castiza y con una visión de España recentralizada en su capital, Madrid, ha perjudicado la red ferroviaria, radial con sede en Madrid, la red de carreteras, las inversiones extranjeras. Cataluña es el actual motor (y siempre lo ha sido) de España. Un motor que necesita gasolina para poder funcionar correctamente. Y ahora mismo esta gasolina y esa voluntad de entendimiento para encajar la realidad nacional catalana en España ha fracasado.

  1. Teniendo en cuenta que el PIB catalán equivale al 19% del PIB español, para una población de 7,5M de habitantes, hace previsible su aval económico. Aunque, obviamente, hay muchísimas variables que se suman a esta previsión. En primer lugar, en qué condiciones se llevaría a cabo la independencia.
  2. En el caso de una independencia pactada, se dividirían los activos y los pasivos y se tendrían que dar las partes correspondientes a Cataluña. Una separación pactada obligaría a dar a Cataluña la parte correspondiente del tesoro nacional (la riqueza total de España) y del fondo de la Seguridad Social y de las pensiones, además de la parte correspondiente de la deuda pública (actualmente, del 100% del PIB español, es decir, más de un billón de euros). Si fuese así, Cataluña se independizaría con el 100% de su PIB en deuda por pagar.
  3. Si la separación no es pactada, Cataluña se juega su permanencia en la Unión Europea y la zona euro, motivo por el cual se impondrían nuevos aranceles (impuestos) a los productos catalanes que se exportasen y los que se importasen. Pero nacería solamente con la deuda del gobierno catalán (del 29% del PIB), de modo que España tendría que pagar su deuda entera, lo que significaría un 120% de su PIB (hay que tener en cuenta que si Cataluña, el 20% de su PIB, se independiza sin pactarlo, también ha de hacerse cargo de esta parte proporcional de su deuda).
  4. La pensiones se podrían pagar, pues en Cataluña, cada pensión representa 1,2 trabajadores, mientras que en España (con una población aún más envejecida que la catalana) representa 1,7 trabajadores.
  5. Además, aunque construir las estructuras del estado representasen (según se calcula) cerca de 5.000M€ sería fácilmente asumible por el gobierno catalán independiente si la recaudación de impuestos fuese rápida y su transferencia a la caja catalana fuese efectiva.
  6. Para finalizar, las ventajas (no económicas) de la independencia son muchísimas: podríamos crear un estado desde cero, con una visión más moderna de la sociedad, con más respeto para las minorías, para los dependientes, garantizar un sistema de sanidad de calidad, asentarse Barcelona como conector de Europa y el extremo oriente, conectar Cataluña con Suramérica, con África y con Asia, hacer de Cataluña un país de todos, con el catalán y el occitano como lenguas de estado, hacer del catalán lengua oficial de la UE, potenciar nuestra cultura en el extranjero, nuestros productos más allá de Europa y América, etcétera.

¿Hay alguna desventaja si los catalanes se independicen?

  1. Muchas veces se dice que Cataluña podría quedar fuera de la Unión Europea (UE), pero habría que tener en cuenta también las variables antes comentadas. Si la independencia es pactada, como lo fue ser en Escocia, después del referéndum se abriría un período de tiempo en el que los gobiernos español y catalán dialogarían para establecer el reparto de la riqueza y la deuda, además del sitio de Cataluña en las altas organizaciones internacionales (UE, OTAN, ONU, zona euro…). Si la independencia no es pactada se crearía una gran paradoja. Por un lado, es verdad que probablemente quedaría fuera de la UE y habría que imponer aranceles para la importación y exportación de productos, pero la deuda pasaría íntegramente a manos de España. Ante esto, los deudores (especialmente bancos europeos) presionarían para el diálogo ante una más que previsible imposibilidad de España de hacer frente sola a toda la carga de la deuda. Se impondría, pues, la “realpolitik” alemana de consensuar un proceso rápido de acceso de Cataluña en la Unión Europea.
  2. Otra desventaja sería, quizás, el boicot a los productos catalanes que se llevaría a cabo en España. Actualmente, un 50% de las exportaciones catalanas se hacen al resto de España, por lo que un boicot sería perjudicial. Aun así, ya se produjo uno de similar a inicios del 2000 y lo que consiguió fue exactamente lo contrario: buscar nuevos mercados en la UE y en América, motivo por el cual el porcentaje de exportación al resto de España bajó al actual 50%.
  3. Finalmente, otra desventaja que a mi parecer se presentaría sería la evidencia del fracaso de la democracia en España, incapaz de aceptar otras realidades nacionales diferentes de la española. Esto conllevaría la ruptura de 500 años de convivencia entre España y Cataluña, pero el fin de una presión administrativa, educativa, competencial, identitaria y de represión lingüística enorme.

En conclusión, la independencia de Cataluña habría que plantearla como una resolución pacífica de unas tensiones nacionales y lingüísticas palpables en España y debería ser una separación que reparase problemas en las dos naciones. Reparar el carácter recalcitrantemente mesetario y castizo, poco respetuoso de otras identidades y lenguas en su país en España. Tener la oportunidad de limpiar Cataluña de corrupción y de recortes en presupuesto, creando un estado nuevo con ilusión y ganas de empezar de cero. Una solución pactada, pues, se antoja la mejor de las soluciones.

¿Qué quieres deciros a los lectores?

Para los lectores de este increíble blog, solo me gustaría comentar que os animo a todos a ser capaces de escoger las informaciones que se leen en los periódicos y tener en cuenta que el proceso en Cataluña no es solamente cuestión de dinero. Es cuestión de libertad para poder sentirse catalán fuera de nuestro país, de poder disponer de nuestro propio estado para mejorar la gestión de nuestros recursos, de tener a nuestra disposición la total gestión de nuestro sistema legal y judiciario, de nuestra educación y de nuestra lengua. Pero, sobre todo, de ser responsables de nuestro propio futuro y de crearnos un estado que llene de esperanza y en el que todos tengamos nuestro sitio. Tanto los catalanes de origen como los catalanes que se sienten como tales vengan de donde vengan.

Visca Catalunya! Viva Cataluña!

PS: Por cierto, la senyera es el nombre de nuestra bandera (la cuatribarrada), la estelada blava es la bandera catalana independentista de raíz republicana y la estelada roja es la bandera independentista de raíz socialista.

(Foto descargada desde la página de Facebook de Artur Mas, el actual presidente de la Generalidad)