Archivo de la etiqueta: playa

El rincón mío de Barcelona

Soy un chico alegre y despreocupado. Creo que la clave fundamental para tener una vida feliz es que hay que reconocer los sentimientos negativos que no tiene y aprender cómo expresarlos sin causar daños. Debo admitir que ha sido un reto mantener siempre un espíritu alegre después de mi llegada a Barcelona. Por eso, un rincón personal es sumamente indispensable para desconectar y hallar sosiego para pensar en mis cosas.

Amo tanto la naturaleza que suelo ir a las playas de la Barceloneta o a hacer senderismo por Montjuïc para pasarlo bien. Cuando me siento triste o desmotivado, siempre camino desde el Raval hasta la Platja Sant Miquel, una de las playas de la Barceloneta, y me quedo allí, en mi lugar favorito.

Aunque las playas son menos turísticas durante el invierno, también hay gente en esta época. Pero hay un rincón de la Platja Sant Miquel donde no hay mucha gente. Está cerca del Espigón del Gas y está a unos pasos de la escalera en un extremo de la Platja de Sant Sebastià. Como hay dos plataformas a partir de este extremo, el número de vagabundos se reduce, así que puedo hallarme en un ambiente más tranquilo.

«Susurr…susurr…» la sinfonía de espuma que compone el mar me relaja mucho. El sol brilla, el tiempo mejora. Cerro mis ojos y escucho las variantes de la sinfonía, mientras siento la arena fina y tibia sobre mis manos. ¡Qué fuerte es el poder curativo de la naturaleza! Siempre me siento mejor y en paz.

Luego, abro mis ojos a la belleza y la animación que me rodean. Normalmente, hay un grupo de chicos haciendo surf allí. A menudo necesitan esperar una serie de olas grandes. Mientras tanto, charlan y ríen. Me parece que nunca se sienten aburridos ni infelices aunque tienen que esperar mucho tiempo. Hacen surf, se caen, esperan a la ola siguiente. Creo que esto es el remedio – nunca temo a los fracasos ni a la negatividad. No me da miedo el mañana porque he visto el ayer y aprendo algo más hoy. ¡Ánimo!

Anuncios

Una experiencia griega

¡Bienvenido al blog rediseñado! Ha pasado mucho tiempo desde que nos vimos… ¿Cómo estáis? He hecho muchísimo durante estes seis meses- estudiar (mucho), hacer senderísmo, nadar, beber (:-P), y… ¡¡¡viajar!!! Voy a hablar un poco sobre un lugar precioso… ¡¡¡Vamos a Léucade!!!

Léucade es una isla situada en el oeste de Grecia. Necesitáis tomar un autobús desde Atenas. O, si queréis, podáis volar a Corfú y ir al sur después. Léucade es conocida por su acantilados blancos y grades, además, hay muchas playas con el agua cristalina. Nadaba casi todos los días cuando me quedé allí… Tomaba el sol también después de nadar… ¡Fantástico! Porto Katsiki, por ejemplo, es un lugar donde debéis disfrutaos en el agua, la playa, y el café. Aunque esta súper abarrotada de gente normalmente, el paisaje bonito es una de las cosas que buscamos durante nos viajes, ¿no?

Aparte de las playas bonitas y los deportes acuáticos divertidos, podáis hacer senderísmo allí. Monte Stavrota está en el centro de la isla. Mide 3.799 pies y es el más alto en Léucade. Si no os interesa, intentéis ir a otras montañas. Seguro que hay un área verde que os gusta. Después de todo, Léucade es una isla muy montañosa.

Si os habéis quedado por unos días allí, quizás podáis descubrir que Léucade es muy similar a La Alpujarra de verdad- las montañas, el mar, los olivos, y el anochecer… Casi todas las cosas son muy similares, pero hay una poquita diferencia… ¿Queréis saberlo? ¡¡¡Id a Léucade y tened una aventura!!!

Foto: Porto Katsiki