Archivo de la etiqueta: chocolate

BROWNIES CON SOLO 5 INGREDIENTES

Duración de preparación: 15 minutos + 25 minutos
Número de partes: 16 porciones

Ingredientes:

  • 225g de harina de trigo tamizada
  • 300g de chocolate amargo
  • 4 huevos
  • 200g de azúcar / ½ taza de miel
  • 200g de mantequilla sin sal

Ingredientes opcionales:

  • 1 cucharadita de extracto de esencia de vainilla
  • 2 cucharadita de café en polvo
  • Cerezas glaseadas
  • Frutos secos

Preparación:

  1. Mientras preparáis el plato, precalentáis el horno a 180C / grado 4.
  2. Engrasáis y forráis el fondo de un molde rectangular de 23 cm por 32 cm.
  3. Derritáis el chocolate con la mantequilla en baño maría y remováis hasta que quede consistente y suave. Retiráis del fuego y dejáis enfriar.
  4. En un tazón grande, batáis el azúcar y los huevos hasta que se mezcle bien (hasta que quede de color amarillo pálido).
  5. Combináosla con la mezcla de huevos e incorporáoslas con la harina y algún ingrediente opcional.
  6. Incorporáis la mezcla al molde engrasado y horneáis durante 25 minutos o hasta que el palillo de dientes que inserte en el centro salga casi limpio para que los brownies queden de textura pegajosa.
  7. Retiráis del horno y dejáis enfriar.

PD – Si el palillo de dientes salga limpio, los brownies tendrán una textura como un pastel.

Anuncios

El rincón mío de Barcelona

Soy un chico alegre y despreocupado. Creo que la clave fundamental para tener una vida feliz es que hay que reconocer los sentimientos negativos que no tiene y aprender cómo expresarlos sin causar daños. Debo admitir que ha sido un reto mantener siempre un espíritu alegre después de mi llegada a Barcelona. Por eso, un rincón personal es sumamente indispensable para desconectar y hallar sosiego para pensar en mis cosas.

Amo tanto la naturaleza que suelo ir a las playas de la Barceloneta o a hacer senderismo por Montjuïc para pasarlo bien. Cuando me siento triste o desmotivado, siempre camino desde el Raval hasta la Platja Sant Miquel, una de las playas de la Barceloneta, y me quedo allí, en mi lugar favorito.

Aunque las playas son menos turísticas durante el invierno, también hay gente en esta época. Pero hay un rincón de la Platja Sant Miquel donde no hay mucha gente. Está cerca del Espigón del Gas y está a unos pasos de la escalera en un extremo de la Platja de Sant Sebastià. Como hay dos plataformas a partir de este extremo, el número de vagabundos se reduce, así que puedo hallarme en un ambiente más tranquilo.

«Susurr…susurr…» la sinfonía de espuma que compone el mar me relaja mucho. El sol brilla, el tiempo mejora. Cerro mis ojos y escucho las variantes de la sinfonía, mientras siento la arena fina y tibia sobre mis manos. ¡Qué fuerte es el poder curativo de la naturaleza! Siempre me siento mejor y en paz.

Luego, abro mis ojos a la belleza y la animación que me rodean. Normalmente, hay un grupo de chicos haciendo surf allí. A menudo necesitan esperar una serie de olas grandes. Mientras tanto, charlan y ríen. Me parece que nunca se sienten aburridos ni infelices aunque tienen que esperar mucho tiempo. Hacen surf, se caen, esperan a la ola siguiente. Creo que esto es el remedio – nunca temo a los fracasos ni a la negatividad. No me da miedo el mañana porque he visto el ayer y aprendo algo más hoy. ¡Ánimo!

Nochevieja

¡¡¡Feliz año nuevo amigossssssss!!!

¿Cómo estáis mis amigos? Seguro que habéis pasado el primer día del 2014 fantásticamente y quizás todavía estéis disfrutando el último día de sus vacaciones. (: ¡Qué mal que mi hermano tuvo que ir a su escuela hoy y va a empezar hacer sus exámenes mañana! (Afortunadamente, mi segundo semestre comenzará la semana que viene… :p)

Estoy curioso por saber las formas diferentes para celebrar el año nuevo (: En Hong Kong, casi todos las Nocheviejas, después de la cena con nuestras familias (en casa o un restaurante), nos congregamos a lo largo del Puerto de Victoria o subimos a la Cumbre Victoria para ver los fuegos artificiales. Después de verlos, nos gustaría ir al bar o volver a casa.

En España, a los españoles también. Ellos tienen una cena con sus familias antes de salir. Pero, hay dos tradiciones muy interesantes sobre la Nochevieja. Se ponen una ropa interior nueva y roja porque es la de la suerte. De esta forma, es la misma de lo que los chinos hacen en Nochevieja del calendario lunar.

Además, hay una tradición española que se llama Las doce uvas. La gente las come a las 12 de la noche, una por cada campanada. Esta tradición se ha empezado en la Puerta del Sol en Madrid (imagen izquierda) donde encontramos el Reloj de Gobernación de la Casa de Correos. Normalmente, ellos van a ir a las fiestas hasta la próxima mañana. Por eso, es una otra norma que desayunan juntos y comen churros con chocolate (imagen derecha).

Foto: Puerto de Victoria (1 de ene de 2014)

P1130625   P1110053